Loading...
Las corredurías, la mejor opción para contratar tu seguro

Las corredurías, la mejor opción para contratar tu seguro

Seguramente no te subirías a un avión pilotado por un fontanero, ni entrarías a un quirófano sabiendo que tu cirujano es en realidad panadero de profesión. Para según que cosas en la vida, no nos fiamos de alguien que no es profesional del sector en cuestión, en cambio, para otras cuestiones permitimos el intrusismo y nos dejamos llevar por otros criterios como puede ser el económico o la recomendación de un conocido. 

Pues bien, uno de esos casos que nos llega una vez al año, por lo menos, es el seguro. Normalmente lo contratamos bien por recomendaciones de amigos, bombardeo de promociones o simplemente por ser el más económico. No nos asesoramos de ninguna manera y normalmente acabamos contratando el seguro sin orientación profesional, con el riesgo que puede llegar a representar para nosotros, nuestra familia y nuestro patrimonio.

El intrusismo del sector bancario tampoco ayuda, ya que vinculan productos como las hipotecas a la contratación de seguros adicionales para mejorar el diferencial de la misma, pero no se basan en las necesidades del tomador, asegurado o del beneficiario. Las compañías aseguradoras son indicadas para asesorar al cliente, pero se genera un conflicto de interés ya que acabarán recomendando su producto y no el de la competencia aunque sea más indicado para nosotros por motivos obvios.

Ventajas de contratar a través de una correduría de seguros

Llegados a este punto, parece que nos quedamos sin opciones pero no es así, existe una figura que es el corredor o correduría de seguros, contratando los seguros con ellos se garantiza por ley una serie garantías que son un valor añadido. Las principales ventajas de contratar con una correduría son:

  • Indepencia: Las corredurías ofrecen la posibilidad de elegir entre la opción que más encaje con tus necesidades.
  • Formación: Los corredores de seguros deben cumplir por Ley con una serie de requisitos formativos:
  • Según el artículo 26 y 27 de la Ley 26/2006 de 17 de julio de mediación de seguros y reaseguros privados: Para ejercer la actividad de corredor de seguros, será precisa la previa inscripción en el Registro administrativo especial de mediadores de seguros, corredores de reaseguros y de sus altos cargos. Serán requisitos necesarios para obtener y mantener la inscripción en el citado Registro como corredor de seguros los siguientes:

a) Los corredores de seguros, personas físicas, deberán tener capacidad legal para ejercer el comercio, y en el caso de las personas jurídicas, deberán ser sociedades mercantiles o cooperativas inscritas en el Registro Mercantil previamente a la solicitud de inscripción administrativa, cuyos estatutos prevean, dentro del apartado correspondiente al objeto social, la realización de actividades de correduría de seguros. Cuando la sociedad sea por acciones, éstas habrán de ser nominativas. Asimismo deberán facilitar información sobre la existencia de vínculos estrechos con otras personas o entidades en los términos previstos en el artículo 28 de esta Ley.

b) Los corredores de seguros, personas físicas, deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

  • Los corredores de seguros deberán informar a quien trate de concertar el seguro, sobre las condiciones del contrato que a su juicio conviene suscribir y ofrecer la cobertura que, de acuerdo a su criterio profesional, mejor se adapte a las necesidades de cliente; asimismo, velarán por la concurrencia de los requisitos que ha de reunir la póliza de seguro para su eficacia y plenitud de efectos.
  • Los corredores de seguros deben prestar el servicio de información sobre las garantías, coberturas y cláusulas del contrato que le solicite el asegurado y/o beneficiario de la póliza y, en caso de siniestro, prestar el servicio de asesoramiento y asistencia que les sean demandados por el tomador del seguro.

De lo que podemos afirmar que contratando un seguro a través de una correduría de seguros, obtendremos asesoramiento de profesionales cualificados que trabajarán cada día para ofrecernos el mejor servicio seamos personas físicas o jurídicas. Su independencia de las compañías aseguradoras, nos asegura que no habrá conflicto de interés entre ellos y nosotros y que en todo momento nos recomendarán el producto que se ajuste a nuestras necesidades.

Al conocer tan bien el sector asegurador las corredurías de seguros ofrecen a cada cliente la mejor opción y el mejor precio, junto a las coberturas necesarias en cada caso. Otros trámites como la gestión de siniestros o la relación del asegurado con la compañía aseguradora serán un valor añadido que debe pesar a la hora de tomar la decisión de contratar nuestro seguro a través de una correduría.

Artículos Relacionados

Asistencia en viaje
Asistencia en viaje

Si dispones de un seguro de salud recuerda que incorpora garantías de asistencia en viaje, revísalo, no es lo mismo el coste de la sanidad en África que en Estados Unidos.

Saber más